Una de las herramientas de impresión más efectivas de los últimos años es el toner, que no es otra cosa sino un polvo fino de color negro que es aplicado en el papel mediante una magnetografía, para lograr una impresión de alta calidad. Esta tinta polvo consigue adherirse por una carga electromagnética (positiva o negativa), cuya impresora láser se encarga de aplicar sobre la superficie a través de un fusor que la calienta.

Es un método de impresión que aún se considera novedoso por encima de los cartuchos de tinta “convencionales”. Debido a la alta calidad de las impresiones, el precio de los equipos de impresión con toner son más elevados por lo que no suelen estar destinados a impresiones a nivel doméstico, o de alto volumen, debido a los costes.

Las impresoras de cartuchos de tinta son definitivamente más baratas y tienen una mayor duración, sin embargo, tienen un acabado de poca calidad, por lo que en impresiones de alta resolución suelen dar resultados decepcionantes.


Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: bajacopy@prodigy.net.mx